Diario del Huila

De vendedor de verduras a reparar y reciclar celulares

Ene 18, 2022 | 0 Comentarios

Diario del Huila Inicio 5 DH Crónica 5 De vendedor de verduras a reparar y reciclar celulares

Diario del Huila, Crónica

Por: Hernán Guillermo Galindo M

Libardo Capera Gutiérrez quería ser médico cirujano, los recursos no le alcanzaron para estudiar medicina por lo que debió buscar otras alternativas en la vida. Después de ser vendedor de verduras en la antigua galería en el centro de Neiva se inclinó por el arreglo de celulares, oficio que se encontró por casualidad.

Libardo Capera Gutiérrez a sus 45 años de edad se dedica a reparar celulares en un local del tercer piso en el Centro popular los Comuneros de la capital del departamento del Huila.

Es un hombre, sencillo de fácil hablar que se crió en los barrios surorientales de Neiva, entre Timanco, el Galán, en medio de la pobreza y muchas necesidades, pero con amor por el trabajo, salir adelante, con responsabilidad como se lo inculcaron sus padres.

Libardo, recuerda que sus padres eran trabajadores, lo que les inculcaron desde niños. “Yo trabajo desde los seis años, madrugaba con mi mamita que se llamaba Ema Gutiérrez que tenía un puesto de venta de verduras en la antigua galería en el centro de Neiva, me venía con ella, le ayudaba”, recuerda.

El  papá Juan de Jesús Capera, que aún vive, es pensionado de los ferrocarriles nacionales, se dedicaba a trabajar, mientras la  mamá y los hijos  atendían  el punto de venta en la plaza de mercado.

Mercaneiva y el cambio de vida

“Cuando demuelen la galería nos ofrecen reubicarnos en Mercaneiva, alcanzamos a ir, había que ensayar, porque todo en la vida hay que intentarlo. Con el tiempo viendo que el negocio no daba ganancias decidimos salirnos, es cuando me vine a trabajar con verduras en el centro”, dice.

Libardo rememora el momento en el que decide dedicarse a los celulares, siempre había tenido facilidad para la electrónica y curiosidad por lo que no se le dificultaba aprender de manera empírica.

Sus clientes son fieles desde hace 20 años.

“Mientras vendía verduras, escuchaba música en mi walkman, de paso cargaba mi herramienta porque desde niño tuve curiosidad por la electrónica, reparaba mis propios aparatos. Se me dañaba el Walkman y yo mismo lo reparaba, estando en uno de esos arreglos, llegó un señor con un celular, me pidió que se lo arreglara, era de esos grandes, le pedí permiso para destaparlo y lo arreglé, ahí fue el comienzo como técnico de celulares”, relata Libardo

La experiencia la fue adquiriendo previamente con el arreglo del walkman, “le ayudaba a un señor a arreglar aparatos electrónicos especialmente aires acondicionados”, indica.

Son ya 20 años de experiencia en este campo los que tiene Libardo Capera, prestando servicio a una clientela que ha ido creciendo, que es fiel, confía en su trabajo. Alcanzó a trabajar un año con Claro como técnico, pero se aburrió porque solo lo dejaban detectar el daño, no le permitían arreglar los aparatos que es lo que realmente le gusta.

Decide independizarse, busca un local en los Comuneros que recién abrían al público, no eran muchos los técnicos en arreglo de celulares, por lo que pudo llegar con cierta facilidad y ser aceptado.

“Había dos o tres técnicos; el famoso Mincho, kike Cel y los Lombana eran los que tenían el mercado y de paso sus técnicos. Yo comencé a preguntarles las dudas que tenía, anotaba e iba aprendiendo, como decía mi madre preguntando se aprende, cuando no sepa de algo pregunte y aprenda”, relata.

Arrendó un local en el primer piso al principio, luego se trasladó al tercer piso en donde atiende a la clientela que llega todos los días. Hace la claridad que solo presta servicio técnico, no maneja software, que es otra especialización.

“Lo básico mío es cambio de pantalla, pines de carga, antenas, señal, micrófono, auriculares. Claro que los clientes vienen por todo, se les atiende, tengo amigos responsables como yo que complementan el trabajo, así que se presta todo servicio.

Labor ambiental

Un plan que ofrece Libardo Capera tiene que ver con el cuidado del medio ambiente. Recibe celulares viejos en parte de pago por la compra de uno nuevo, esto con el propósito de reciclar las baterías. “Yo reciclo, para enseñar a la gente que las baterías, las pilas y los celulares duran más de cien años en descomponerse, se debe reciclar para preservar el medio ambiente”, suma.

La clientela de Libardo, aunque es del campo y la ciudad, los que lo buscan con mayor frecuencia son las personas de los pueblos. “La gente del campo y de los pueblos quieren su celular, le meten la plata que sea para conservarlo, estoy en el propósito de que se acomoden al cambio. Los recursos que consigo del reciclaje los invierto para los niños del Bajo Pedregal barrio de la zona donde me crié. Todas las navidades llego con regalos allí”, añade.

Capera es un hombre agradecido con Dios, aunque le hubiera gustado ser médico, no tiene frustraciones, no pudo llegar a ese propósito en la vida. Busco otra manera de salir adelante, “es feliz con este trabajo ha sacado adelante a cuatro bellos hijos”, dice y se le ilumina el rostro.

A manera de reflexión dice que con trabajo, responsabilidad y disciplina se puede salir adelante. “yo siempre le digo a mis amigos que cuiden, que quieran su trabajo que es como su segundo hogar, a las nuevas generaciones que estudien y que participen en los procesos democráticos que son la única manera de cambiar este país”, concluye.

Tiene un programa de reciclaje de celulares viejos.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

Península Bosque Residencial

Península

Nuevo apartamento modelo, visítenos en la Calle 8 # 50- 61 Neiva

Tal vez te gustaría leer esto

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.