Diario del Huila

El ahorro es una práctica poco común en Colombia

Sep 22, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Análisis 5 El ahorro es una práctica poco común en Colombia

DIARIO DEL HUILA, ANÁLISIS

Por: Rolando Monje Gómez

Las mujeres, las personas mayores de 60 años, las personas del ámbito rural, de niveles socioeconómicos más bajos y menores niveles educativos, son los grupos más excluidos financieramente. La inclusión financiera en el país ha crecido en los últimos años.

En Colombia hay mayor acceso a productos financieros (tarjetas, tipos de crédito, pasarelas de pagos) lo que significa que ha incrementado la inclusión financiera. Todo esto como resultado de que los pagos en línea están de moda, dejando el efectivo y, al mismo tiempo, obligamos a las empresas, bancos y negocios a pensar en nuevas maneras de hacer negocios que no requieran un billete.

Un registro de este aumento se encuentra al observar el índice de inclusión financiera del Grupo Credicorp, que toma en cuenta diversas categorías, como lo es el acceso, la capacidad para poder utilizar los servicios financieros formales. También considera la categoría del uso (permanencia e intensidad del uso de servicios) y toma en cuenta la calidad percibida, es decir, la percepción que los individuos tienen sobre la adaptación, la adecuación y relevancia que tienen los servicios.

Colombia en este índice se encuentra en el quinto lugar, en una puntuación que abarca de 0 a 100, donde a mayor puntaje significa mayor inclusión financiera, con un total de 38,3. Además es el segundo país que tiene una mayor valoración en la utilización de las billeteras móviles, ya que el 47% considera que son canales financieros muy buenos o buenos.

Panamá y Chile son los países con mejor desempeño en el IIF. Ecuador tiene un desempeño medio, en tanto que Bolivia, Colombia, Perú y México, en orden descendente, muestran evaluaciones más bajas. En todos, el uso es una de las dimensiones con peor desempeño. Para Latinoamérica, el IIF refleja un nivel medio bajo, con una puntuación de 38,3 sobre 100.

Seis de cada 10 colombianos (58%) no utilizan medios bancarizados para pagar por productos o servicios, debido a que existe un alto uso de efectivo para comprar alimentos (98%), productos del hogar (97%), productos para uso personal (98%) y pagar créditos (72%), entre otros. Nueve de cada 10 colombianos tienen un producto de ahorro o un seguro y ocho de cada 10 conocen, al menos, un producto financiero formal. Estas cifras evidencian que cada vez más personas conocen y acceden al sistema.

En los países evaluados, las mujeres (35,9) están menos incluidas financieramente que los hombres (41,0). Por sexo, en todas las dimensiones, las mujeres tienen un nivel de inclusión financiera menor al de los hombres.

Además, las personas entre 18 y 25 años tienen un nivel de inclusión financiera de 42,9, en tanto que el nivel de inclusión financiera de las personas entre 26 y 42 años es de 42,0, el de las personas de 43 a 59 años es de 35,4 y el de los mayores de 60 años es de 29,6. Por edades, ocurre algo similar, ya que en todas las dimensiones las personas de 60 años a más tienen un nivel de inclusión financiera menor al de los otros rangos de edad. Estos datos muestran que mientras más joven sea una persona, más incluida está en el sistema financiero.

Las personas que viven en el ámbito urbano (40,1) tienen un nivel de inclusión financiera mayor al de las personas que viven en el ámbito rural (31,7). De igual manera, en todas las dimensiones, las personas del ámbito rural tienen un menor nivel de inclusión financiera en comparación con el ámbito urbano.

Las personas de nivel socioeconómico (NSE) alto tienen un puntaje de inclusión financiera de 44,4, las de NSE medio, 43,4 y las de NSE bajo, 31,4. Estos resultados reflejan que a mayor NSE, mayor nivel de inclusión financiera. En las tres dimensiones del IIF, las personas de NSE bajo tienen un menor nivel de inclusión financiera en comparación con los sectores medio y alto.

Con respecto al nivel educativo, las personas sin estudios o con nivel de educación primaria tienen un nivel de inclusión financiera bastante menor, con una puntuación de 18,2 y 26,1, respectivamente. Esto refleja un fuerte contraste con las personas con educación secundaria (36,4), técnica (45,5) y universitaria/posgrado (55,1).

En todas las dimensiones del IIF, las personas sin estudios o con educación primaria tienen un menor nivel de inclusión financiera en comparación con las personas con mayor nivel educativo.

Las mujeres, las personas mayores de 60 años, las personas del ámbito rural, de niveles socioeconómicos más bajos y menores niveles educativos, son los grupos más excluidos financieramente.

A nivel de Colombia, el estudio arroja diferentes evidencias, como a mayor nivel educativo de las personas, existe mayor inclusión financiera. También los datos que difieren según el sexo, ya que los hombres tienen mayor inclusión financiera (41) que las mujeres (35,9). Además, las personas mayores a 60 años tienen menores niveles de inclusión financiera (29,6) mientras que las personas entre 26 y 42 años cuentan con un mayor nivel de inclusión financiera (42).

Barreras financieras

Chile, Panamá y Ecuador encabezan las dimensiones de acceso y uso. Sin embargo, Chile pasa al último lugar en la dimensión de calidad percibida, donde los primeros lugares son ocupados por Panamá, Ecuador y Colombia. Cabe destacar que esta última dimensión es mejor evaluada frente a acceso y uso, que tienen puntuaciones menores en todos los países.

El puntaje de inclusión financiera de Colombia es igual al promedio regional (38,3), aunque destaca en la dimensión acceso (34,8) y ligeramente en la dimensión calidad percibida (57,3). La dimensión de uso tiene la evaluación más baja (22,8).

En la categoría de acceso, arroja que un 93% de los sujetos cuentan con alguno de estos tipos de producto y el 85% conoce al menos un producto financiero formal. Los productos que más son conocidos por los colombianos son las cuentas de ahorro o corriente, las tarjetas de crédito y la tarjeta de débito. Así como también el 50% de los colombianos conoce sobre billeteras digitales o cuentas vinculadas al teléfono.

Un 10% tiene un producto de crédito en entidades formales, mientras que un 22% cuenta con productos informales y el 68% no posee ningún producto crediticio.

El 65% de los colombianos percibe una barrera para tener productos financieros, por falta de productos de ahorro o seguro, por recursos insuficientes o por no considerarlo necesario. El estudio también reveló que el 58% de los colombianos no utiliza medios bancarizados para el pago de servicios o productos.

Además, existe un alto uso de efectivo para la compra de hogar, de alimentos, de productos para uso personal, el pago de créditos, etc. Siete de cada 10 colombianos (72%) no usan ningún producto financiero al mes. En promedio, una persona utiliza 3,7 productos de este tipo en ese periodo, cifra que está muy por debajo de la media regional (5,86).

Las transferencias de dinero realizadas a través de medios formales en el último año fue un 32%, de las cuales un 46% lo realizó por una billetera móvil, el 45% por agencias, agentes o cajeros y el 44% de manera personal por conocidos o familiares.

Según el informe de Credicorp, uno de cada 10 colombianos que accede a un producto de crédito lo hace de manera informal. Aunque esta categoría incluye préstamos de familiares, conocidos y grupos, también cobija a prestamistas informales y el gota a gota.

Además, 68% de quienes tienen algún producto financiero no posee ningún tipo de préstamo. 65% de los colombianos percibe una barrera para tener productos financieros. Entre las personas que no tienen productos de ahorro o seguro, 52% no cuenta con recursos suficientes, mientras que 18% considera que no le interesa y 12% afirma que no lo necesita. A pesar de estos datos, el documento evidencia que 22% de las personas tiene un producto de crédito con entidades formales.

Finalmente, el estudio evidencia que el ahorro es una práctica poco común en Colombia, al igual que en los demás países analizados. Solo 11% de las personas señaló que ahorra a través de medios formales, mientras que 10% no cuenta con medios formales para hacerlo. Además, casi 8 de cada 10 colombianos no ahorra, a pesar de que existe una alta tenencia de productos financieros (93%). De las personas que ahorran, 46% lo hace con una cuenta a nombre propio mientras que 43% lo hace en una alcancía o debajo del colchón.

El ahorro es una práctica poco común en Colombia

El 65% de los colombianos percibe una barrera para tener productos financieros, por falta de productos de ahorro o seguro.

Autor: WebMaster

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto