Diario del Huila

La cometa, una excusa para reconocer las aves del Huila  

Ago 16, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Contexto 5 La cometa, una excusa para reconocer las aves del Huila  

DIARIO DEL HUILA, CONTEXTO

Por: Johan Eduardo Rojas López

Durante la ‘Semana de la Juventud’ y el mes de las cometas, se presentaron varias actividades que tenían como finalidad generar conciencia frente a temas específicos. Tal es el caso, de la Fundación Pajareritos – Niños Observadores de Aves, quienes desarrollaron el primer Festival de Cometas ‘Volando con las Aves’.  

En el transcurso del primer Festival de Cometas ‘Volando con las Aves’ que se desarrolló el pasado domingo, 14 de agosto en el humedal Los Colores ubicado en Neiva, alrededor de 100 personas atendieron el llamado para disfrutar de los vientos de agosto y crear conciencia sobre el tráfico ilegal de fauna en el Huila.  

La creatividad, el conocimiento y dedicación, fueron componentes importantes para la elaboración de cada cometa que profesaba un mensaje.

Desde las 8:00 hasta las 11:00 de la mañana, se vivió un evento que tenía un significativo mensaje para el reconocimiento de las cerca de 800 especies de aves que habitan el Huila, de las cuales aproximadamente 300 son de Neiva. La directora de la Fundación Pajareritos, Alexandra Mañosca Lasso, junto a su equipo de trabajo, conectó el disfrute que genera elevar cometa con el reconocimiento de la fauna, que debiera estar en libertad.  

En este sentido, la jornada consistió en que cada niño o joven debía elaborar su cometa con material reciclable desde sus hogares, recreando una de las 800 aves existentes en el departamento. De ahí que, ellos proporcionaron todo el material necesario para la indagación de la especie que era escogida.

La Fundadora y directora señaló que, “la misión era sembrar la semilla de conservación en los corazones de estas personas para que ellos se vuelvan los embajadores del cuidado de las aves y de los territorios que las habitan. En base a esa misión, con el ánimo de llevar el conocimiento sobre las aves y motivar la conservación, decidimos llevar este festival en Neiva, pero estuvo abierto al Huila, Colombia y cualquier territorio”.

Básicamente, surgió como una estrategia para continuar expandiendo el mensaje que profesan con convicción que radica en la conservación de la fauna del departamento opita. Ahora bien, este ejercicio permitió no solamente impactar al niño, sino que, por ahí derecho, a toda la familia que se congregó en torno a la elaboración de la cometa para el evento.  

Aunque este fue el proyecto piloto, tuvo gran acogida por parte de la ciudadanía, pues al lugar llegaron aproximadamente 100 personas entre niños, jóvenes y padres de familia. En esta oportunidad la planeación se empezó a ejecutar desde julio. Además, los organizadores aprovecharon el espacio para llegar horas antes y realizar un registro de las aves que habitan la zona.

Lee también: Emprendimientos asociativos de jóvenes rurales podrán ser cofinanciados

Trabajo articulado

El trabajo en equipo fue fundamental para generar conocimiento y desarrollar un evento lúdico pedagógico que dejó grandes enseñanzas y, sobre todo, muchas ideas para las posibles ediciones. Allí también se realizaron charlas que pretendían tener un componente más educativo para luego continuar a elevar las cometas que reflejaba un ave.  

A su vez, mientras las familias disfrutaban del esparcimiento, los tres jurados dispuestos para el Festival de Cometas abordaban a niño por niño para evidenciar el proceso de elaboración de la cometa y conocimiento frente al ave que representaba. Johnny Sebastián Betancourt director de la Asociación Ornitológica del Huila, Katherine Trujillo artista del departamento que se dedica a pintar murales de aves y David Zuluaga de la ONG Andina con el proyecto del bioturismo del Huila, fueron los tres encargados de elegir a los ganadores que recibieron premios significativos.

En busca de estrategias para proteger las aves

La creatividad, el conocimiento y dedicación, fueron componentes importantes para la consolidación de cada cometa que profesaba un mensaje. Es así como, también se retomaron las tradiciones de elaborar las cometas de manera orgánica desde casa, es decir, en definitiva, recuperar la importancia del vínculo familiar que se crea con este tipo de actividades.

Explicó también que, “Nosotros sabemos que muchas personas no conocemos la biofauna de nuestro territorio, entonces, la primera estrategia de comunicación ambiental fue entregarles a las personas diferentes herramientas donde ellos pudieran ver las aves que tenemos en el Huila. Dada esa información, seleccionaron un ave y junto con sus allegados hicieron las cometas en sus casas”. Asimismo agregó que, “Nosotros primero sabemos que el tema de las cometas enamora a todos los niños e inclusive los grandes, es una actividad que genera alegría. Se relacionó con las aves para que conozcan y empiecen a reflexionar sobre la libertad de las aves y el cautiverio a la que son sometidas muchas de ellas”.

Igualmente, se envió un mensaje profundo frente a el cautiverio en la ciudad, el departamento y el país, toda vez que, pese a los esfuerzos de las autoridades ambientales para la conservación del ecosistema y la concientización del tráfico de fauna, esta situación todavía se presenta en la región. Por tanto, se continúa concientizando mediante la educación.  

La jornada consistió en que cada niño o joven debía elaborar su cometa con material reciclable desde sus hogares, pero recreando una de las 800 aves existentes en el departamento.

Importancia académica

Frente a este panorama que se presenta con normalidad, según Mañosca Lasso, es necesario el apoyo académico dado que el conocimiento permite cambios. “Es importante no patrocinar más esas prácticas puesto que persisten porque la gente compra. El objetivo más grande era poder compartir ese conocimiento que tenemos sobre las aves con las demás personas, motivando en ellas, ese amor hacia las aves para que empiecen a realizar acciones de conservación y protección de la fauna. Para conservar se necesita conocer, si tú no conoces, no conservas, así de sencillo. Por eso tenemos que partir del conocimiento y la sensibilización para despertar ese amor por las aves y el entorno del que depende”, argumentó.

Fueron cuatro los criterios de evaluación que dejó como resultado 10 ganadores. Se tuvo en cuenta el conocimiento de la especie representada, la presentación de la cometa, uso de material reciclable y disposición durante la actividad. Los ganadores se llevaron premios en efectivo, estadías en hoteles 5 estrellas, kit Pajareros e ir a pajarear por alguno ecosistema del municipio. Una aventura que resulta divertida y enriquecedora.

Te puede interesar: Neiva tuvo un espacio para las culturas alternativas

La satisfacción

“Estanos muy felices porque recibimos fotos de los padres con sus hijos haciendo las cometas con materiales como guaduas, bolsas de basura, papel seda, periódico o reciclaban las cometas que tenían viejas y las forraban con diversos materiales”, dijo la directora de la Fundación Pajareritos.

Así las cosas, el Festival de Cometas ‘Volando con las Aves’, fue mucho más de lo que se esperaba porque no solamente impactó a los infantes y jóvenes, sino que se logró reunir la familia completa en un compartir tradicional que se ha venido disolviendo en el consumismo diario. Por ahora, seguirán trabajando en la fundación sin ánimo de lucro, tal cual lo vienen haciendo desde finales del 2019 para acoger a la población en cuestión y convertirlos en observadores de aves.

Finalmente, al ver la acogida de la ciudadanía tomaron la decisión de realizar el festival anualmente, lo que significa, que el próximo año para esta época estarían desarrollando la segunda versión con una mejor planificación. Precisamente, dentro de los puntos que tiene que estudiar es el lugar de ejecución dado que han recibido solicitudes de varios municipios que desean próximas versiones en sus territorios. Entonces, no se descarta recorrer el Huila con el Festival de Cometas Volando con las Aves.

Al ver la acogida de la ciudadanía, los organizadores tomaron la decisión de realizar el festival anualmente.

La ciudadanía opina:

Tania Sánchez, emprendedora

“Siempre habíamos querido tener algún acercamiento con la Fundación y todos los años nosotros como familia elaboramos las cometas, entonces vimos como la oportunidad para hacer las dos actividades a la vez. Los niños estuvieron super contentos y fue emocionante aprender en conjunto sobre las aves del territorio. Nosotros siempre nos involucramos en actividades que hagan que los niños tengan respeto por la naturaleza”

Johnny Sebastián Betancourt, jurado del festival

“Me pareció una experiencia muy chévere porque hubo mucha asistencia por parte de los ciudadanos que participaron con los niños y permitió que se hablara sobre el tema. Es motivador ver a los niños inmersos en el tema de conservación y querer conocer las especies que tenemos en el departamento y más allá de todo, es cómo se involucró la familia completa”.  

Christopher Palomino, padre asistente

“Fue una actividad muy buena y chévere porque era algo que hace mucho tiempo no hacíamos y fue enseñarles cosas que se han venido perdiendo tradicionalmente. La enseñanza más grande fue la de microtráfico de aves y la necesidad de proteger su libertad”.

Autor: Johan Rojas

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto