Diario del Huila

Linda celebra su día en medio de reflexiones

Mar 1, 2022

Diario del Huila Inicio 5 DH Crónica 5 Linda celebra su día en medio de reflexiones

Diario del Huila, Crónica

Por: Hernán Guillermo Galindo M

Cada 1 de marzo se celebra el día del contador público en Colombia, una fecha para rendir homenaje a esta profesión clave para organizar las finanzas de las personas tanto como las empresas. Diario del Huila reconoce a los profesionales de la contaduría a través de Linda Yaneth Sánchez Leyton, una huilense que ejerce esta función en Bogotá.

¿Para conocer por qué? se celebra el 1 de marzo el día del Contador en Colombia, La historia nos remonta a 1 de marzo de 1975 a la primera Reunión Nacional de Juntas Directivas de Agremiaciones de Colombia que se realizó en la Universidad de Antioquia.

En esta cita se juntaron varias asociaciones nacionales y regionales de esta profesión para sentar su voz de protesta ante el dominio extranjero que se manifestaba en el mercado de la contabilidad en Colombia.

Los días 1 y 2 de marzo de 1975 se realizó la Reunión Nacional de Juntas Directivas de Agremiaciones de Contadores de Colombia, se tomó la decisión de aprobar la celebración de El Día del Contador Público colombiano, como muestra de independencia de la injerencia extranjera en esta área que tuvo por muchos años el país

“Esta fecha clásica de los profesionales de la contaduría en Colombia tiene como finalidad elevar nuestra voz de protesta contra el monopolio que ocho firmas norteamericanas de auditoría ejercen en nuestro país”, se dijo en un comunicado en ese entonces.

El rechazo a esta participación llevó a esta agremiación a tomar el 1 de marzo de cada año para entregar un agradecimiento a los colombianos dedican a esta actividad con profesionalismo.

Calculadoras, tablas de Excel, inventarios son muchas de las cosas que rodean a estas personas casi matemáticas para llevar los gastos y las cuentas.

Linda Sánchez, es una profesional de la Contaduría egresada de la Universidad de los Libertadores de Bogotá, pasó por todo un proceso para llegar a ser Contadora. Primero estudió matemáticas y física en la Universidad Surcolombiana de Neiva, estudio contabilidad en el Sena, por dificultades para ingresar a la Pedagógica, por los paros permanentes en ese entonces, le fue muy bien en la contabilidad, entró a trabajar y esto la llevó a hacerse profesional en una carrera a la que llegó por cosas de la vida, “con una amiga comenzamos a estudiar matemáticas y luego estudiamos contaduría carrera en la que nunca habíamos pensado” dice.

Con 49 años, nacida en Neiva, tierra a la que la ligan su familia, sus amigas y los mejores recuerdos, Linda ejerce su profesión en una empresa textil, Text Market SAS, es una importadora de telas para prendas tanto femeninas como masculinas, en la capital para llevar en detalle las cuentas en estos momentos difíciles de la economía mundial.

“Ser Contador de una empresa es una responsabilidad muy grande, por tener que llevar en detalle el estado financiero de la empresa, con información que debe ser muy confiable y oportuna. De esta información dependen muchas de las decisiones que tomen los administradores para el desarrollo de la compañía”, manifiesta

Linda Sánchez, tiene además una especialización en Impuestos de la Universidad Central en Bogotá, en el día del Contador hace una reflexión sobre su profesión que considera subvalorada, al igual que otras profesiones, “hay demasiada oferta para la demanda de profesionales que se necesitan por lo que esto se aprovecha para pagar mal, muchos cobran por debajo de las tarifas estándar. Hay que valorarnos y entender que tenemos muchos campos de acción, uno se puede ir especializando”, dice

Hay otra posibilidad que ofrece la carrera y es ser independiente, “se puede atender varias empresas al convertirse uno en empresa asesora, como es lo que pretendo, a futuro pretendo tener una firma de revisoría fiscal, me quiero ir por ese campo, que es otra opción que da esta bonita carrera, podemos ser auditores y además revisores fiscales”, agrega.

Para esta profesional de la contaduría está primero el comportamiento correcto,” manifiesta que como en toda profesión hay quienes se prestan para hacer componendas, pero todo sale a la luz y lo que está de por medio es el prestigio, el profesionalismo de uno, ante todo la ética como en cualquier profesión, si se llega a presentar una situación no clara lo mejor es decir que no”, argumenta.

Esta huilense vive en Bogotá con su esposo Gildardo Fandiño, licenciado en Educación Física y sus dos hijos, Andrés Eduardo ingeniero de petróleos y la menor Catalina, estudiante de bachillerato, extraña a su mami, Adíela   a su abuela Mariela y a sus hermanas; María y Margarita a las que visita cada año en vacaciones, voy a Neiva en vacaciones porque además de mi familia materna están mis amigas y mis amigos, con los mejores recuerdos de mis tiempos de juventud, añade.   

Finalmente, a manera de reflexión dice que como contadores deben valorar su profesión y tomarse en serio el tema de la información que debe ser veraz en las empresas en las que trabajan, concluye.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Tal vez te gustaría leer esto