DIARIO DEL HUILA, CIUDAD

Por: Hernán Galindo

Tras cinco años de parálisis total, y superadas una serie de demandas, las obras de remodelación del estadio Guillermo Plazas Alcid de Neiva se reinician partir de este lunes 19 de julio, con la ejecución de cuatro intervenciones antes de la remodelación definitiva.

Los primeros pasos para reactivar la reconstrucción de la tribuna de occidente del estadio Guillermo Plazas Alcid de Neiva se darán hoy lunes 19 de julio, de acuerdo a lo informado por el secretario de Deportes y Recreación de Neiva, Jesús Tejada Bonilla.

“Después de cinco años de estar paralizada la obra, y en donde los ex alcaldes de Neiva Pedro Hernán Suárez Trujillo y Rodrigo Lara Sánchez fueron declarados sin responsabilidad fiscal, se llevarán a cabo a partir de este lunes 19 de julio, la ejecución de cuatro intervenciones necesarias para poder salvaguardar el complejo deportivo antes de su remodelación definitiva”, indicó el funcionario.

El Secretario de Deportes de Neiva agregó que, “tras realizar la respectiva contratación e interventoría que suman $1.119 millones de pesos, recursos provenientes de las pólizas de las aseguradoras, se realizará el desmonte de la cubierta, demolición de la rampa de acceso, el muro de contención occidental y la viga que colapsó durante el siniestro registrado hace más de cinco años, en donde cuatro obreros que allí trabajaban, perdieron la vida”.

Por otro lado, Jesús Tejada Bonilla, explicó que este es el primer paso para reactivar la obra del complejo deportivo, como parte de compromiso asumido por el Gobierno Municipal de finalizar la remodelación suspendida desde el año 2016.

Además, el funcionario informó que el tiempo de ejecución de estas obras es de cuatro meses por lo que se espera que para noviembre de este año finalicen las intervenciones. “Estas obras hacen parte de las recomendaciones que arrojó el estudio técnico realizado por la Universidad Nacional, necesarias para salvaguardar la obra y evitar que haya un mayor detrimento patrimonial”.

Finalmente, mientras se ejecutan las intervenciones la Administración Municipal avanzará en la gestión del proyecto para la remodelación del escenario deportivo, que de entrada cuenta con $10.000 millones, recursos que pondría el Ministerio del Deporte. “El alcalde de Neiva busca apalancamiento del Gobierno Departamental, Nacional y recursos propios para el cierre financiero que garantice la terminación del estadio de fútbol, no solo en la tribuna occidental, sino además en otras tribunas”, agregó

Las cuatro intervenciones al estadio de fútbol de Neiva ‘Guillermo Plazas Alcid’, se realizarán con base en los estudios adelantados por parte de la Universidad Nacional.

Se trata del desmonte de la cubierta, demolición de la rampa de acceso, el muro de contención occidental y la viga que colapsó durante el siniestro registrado hace más de cinco años.

Las obras hacen parte de las recomendaciones que arrojó el estudio técnico realizado por la Universidad Nacional, necesarias para salvaguardar la obra y evitar que haya un mayor detrimento patrimonial.

Contexto histórico

Luego de casi dos años de espera, en el año 2015, la ciudad de Neiva presenció el inicio de la remodelación del estadio Guillermo Plazas Alcid. En un evento al que acudieron el alcalde de la ciudad, Pedro Hernán Suárez, el gobernador del Huila, Carlos Mauricio Iriarte y algunas personalidades de la región, se dio el inicio oficial a las obras.

En cuanto a la inversión, la alcaldía de Neiva invirtió $5mil millones de pesos, la gobernación destinó otros $5mil millones, mientras que el Gobierno Nacional, a través de Coldeportes, aportó $11.200.000.000. La primera tribuna en ser intervenida sería la occidental, lo que incluía la construcción de camerinos, zonas de precalentamiento, zonas húmedas, cafeterías, palcos y zonas de prensa.

El plazo inicial de la obra que sigue en veremos era de 10 meses, y “cuando esté finalizada la remodelación, el estadio tendrá capacidad para 30.000 espectadores, y tendrá todos los requerimientos FIFA”, se anunciaba con gran alborozo.

Pero lejos estaba de cumplirse el plazo estipulado para la ejecución de los trabajos de remodelación del escenario deportivo en el que el Atlético Huila en el año 92 vivió el ascenso a la primera división del futbol profesional en Colombia.

Un poco menos del anuncio del comienzo de las obras, se registró un hecho que se sumó a la serie de inconvenientes como el cumplimiento de los plazos de ejecución y otras irregularidades. Fue el accidente que se presentó en la tribuna occidental en remodelación que dejó como saldo cuatro obreros muertos y nueve más heridos y destapó un escándalo de corrupción mayor, las víctimas aún buscan ser reparadas en su totalidad. Si bien recibieron las compensaciones de las aseguradoras, muchas luchan por ser reparadas en la parte penal.  Mientras las obras han estado quietas no hay una sola condena por parte de la justicia.

Los hechos se registraron el 19 de agosto de 2016, cuando una placa de concreto de la tribuna occidental del estadio de fútbol Guillermo Plazas Alcid, se desplomó y cayó encima de unos obreros que realizaban labores de remodelación y adecuación del escenario deportivo, produciéndole la muerte a Ferney Estiven Bolaños López, Wilson Rodríguez Serrato, Eliberto Vélez López y Yédisson Cabrera Rojas.

Los primeros pasos para reactivar las obras se dieron tras la visita del Contralor General de la República, Carlos Felipe Córdoba, dentro del cronograma del funcionario para la reactivación de obras inconclusas que han generado detrimento patrimonial y de paso están sumidas en actos de corrupción.

El valor inicial del estadio fue de 19.000 millones de pesos, para el año 2014, posteriormente tuvo una adición de $7.249 millones y de acuerdo con los reportes recientes, el proyecto muestra un avance físico del 82.41% y un avance financiero del 78.14%, según informe el ente de control.

En su momento Carlos Felipe Córdoba afirmó a Diario del Huila, que los responsables del actual estado del estadio ya están respondiendo ante la justicia. “Aquí lo más importante es eso, ya los responsables están pagando porque ya están embargados, hoy tenemos imputados a dos exalcaldes de Neiva y todos esos funcionarios que tomaron decisiones imputados y embargados, así como contratistas y el equipo interventor”.

Por la remodelación fallida la Contraloría, en el Auto No. 1520 proferido en el mes de diciembre de 2020 fijó finalmente un daño patrimonial por 15.086 millones de pesos.

El Contralor General de la República manifestó que para terminar esta obra se requieren 48.000 millones de pesos, de los cuales ya están asegurados desde el Ministerio del Deporte 25.000 millones, así mismo se han recuperado 5.000 millones por el siniestro con las aseguradoras. Indicó en su visita a Neiva el funcionario.

La expectativa es grande en torno a la culminación de la fallida remodelación que se adjudicó en 2014, se inició en 2015 y ahora 6 años después parece ver la luz al final del túnel.

Los trabajos iniciales contemplan el desmonte de la cubierta metálica de la tribuna de occidental.