DIARIO DEL HUILA, COMUNIDAD

Por: Brayan Smith Sánchez

Fotos: Tatiana Ramírez

La comunidad del Parque Industrial El Cortijo se ha visto afectada por aguas servidas provenientes de una tubería de Surabastos que caen a la quebrada La Carepa, afirma que en horas de la tarde el olor es insoportable y que el daño ambiental que se está presentando es alarmante. Hasta ahora no han recibido respuesta por parte de ninguna entidad para la solución de la problemática.

En el Parque Industrial El Cortijo, ubicado en el sur de la ciudad de Neiva, se ha venido acrecentando una problemática que por años ha afectado, tanto el medio ambiente como la integridad y salud de los habitantes que interactúan en el sector aledaño al afluente La Carepa, debido a que este hilo de agua está siendo contaminado por aguas servidas que vienen, según los lugareños, de la central de abastos de la ciudad, Surabastos.

Actualmente existen dos tipos de desagüe los cuales son: sanitarios y alcantarillado de aguas lluvias, en las descargas sanitarias estos fluidos residuales deben ser llevados a plantas especializadas para su tratado, mientras que las aguas lluvias se pueden descargar en los diferentes tipos de afluentes ríos y quebradas.

Sin embargo, esta situación es todo lo contrario, según el ingeniero Andrés Vargas trabajador de la zona anteriormente mencionada, una parte de las aguas sucias de Surabastos se están vertiendo en el afluente hídrico lo que ha conllevado a un daño ambiental, “las aguas sanitarias las están descargando directamente a una tubería que es de agua lluvias y los alcantarillados de agua lluvia se pueden descargar en los cuerpos de agua o ríos y correntías”.

Por ende, la normatividad ambiental dice que las alcantarillas de agua lluvia se pueden descargar en los cuerpos, llámese río o quebrada, por la razón que no tienen materia orgánica, patógenos o cualquier químico de sistema industrial. El profesional sostiene que dichos fluidos vienen de Surabastos.

“No puedo decirle de dónde vienen puntualmente, no puedo, pero sé que vienen de allá, ya que la red sanitaria es muy grande y hay varios tubos, pueden, de estos, tener algún sistema de alcantarillado que no está funcionando y lo están conectando a la vía ‘Inés García Durán’ o, de pronto, en alguna construcción de allá se equivocaron, de pronto, no estoy asegurando, un usuario de ellos dijo cortemos este tubo y era el de aguas lluvias. Yo no puedo a ciencia cierta decir porque estas aguas vienen para acá”, expresó Andrés Vargas.

Por otro lado, Farid Vega, afirma también que durante estas últimas semanas por las constantes sequías esto ha hecho que estas aguas se estanquen y generen un mal olor, “por este sector pasa una quebrada, pero en esta misma también desemboca una tubería que trae toda clase de desperdicios de Surabastos y debido a que en Neiva casi no llueve la afluencia de agua es muy poca lo que hace que se estanquen los desperdicios que bajan de ahí”.

¿Desde hace cuánto se presenta esta problemática?

Según los trabajadores y la comunidad en general del Parque Industrial la problemática ha existido siempre, así lo dijo Farid Vega, “la verdad no tenemos conocimiento, pero desde que compramos estos lotes y se ha empezado a poblar el sector nos hemos visto afectados por esta situación”.

Asimismo, afirma Vargas, “la problemática se está presentando desde que el Parque Industrial El Cortijo, empezó a ser habitado por los diferentes propietarios y estos son los que están sintiendo el olor a raíz de esta descarga de aguas servidas”.

En cuanto a las denuncias, sostienen que se han enviado oficios a Surabastos para que solucionen de manera, oportuna y rápida, este inconveniente que afecta de manera directa a los que laboran y tienen su negocio en el sector.

“Hasta el momento nosotros le hemos expresado nuestro inconformismo de todas las maneras posibles a las personas que nos vendieron estos lotes, pero no ha habido ninguna respuesta ni solución”, mencionó.

No obstante, se han llevado también las denuncias directamente a los generadores del problema, pero sin ningún tipo de respuestas ni soluciones hasta el momento, “en varias ocasiones hemos ido con varios vecinos hasta Surabastos pero no ha habido quien nos atienda, siempre nos dicen que vayamos y hablemos con un señor, después nos dicen que con otro y a la final nadie se personaliza para poder dar una solución”, dijo Andrés Vargas.

Perjudicados

Señalan que en horas de la tarde, y debido a las altas temperaturas que presenta la ciudad de Neiva, las aguas servidas se empiezan a evaporar y con ello generar olores fuertes y estancamiento atrayendo insectos.

“En horas de la tarde las personas no se aguantan los malos olores, por la gran cantidad de putrefacción y contaminación que baja por esa alcantarilla, además esos olores y aguas estancadas atraen animales como mosquitos, ratas, entre otros, lo cual afecta el bienestar y la salud de las personas del sector debido a que pueden generar dengue”, enfatizó Farid Vargas.

Al tocar el tema de medio ambiente, éste se ve afectado, según manifiesta Vargas, “la afectación al cuerpo de agua en razón de la contaminación, ya que en estas descargas de agua hay grasas materiales, patógenos, todos provenientes de la central de abastos, que están generando el deterioro de la cuenca y en lo sucesivo la desaparición de la misma, y esto llega al Magdalena”.

La problemática radica en la generación de malos olores y el deterioro de la cuenca de la quebrada La Carepa que bordea el perímetro del Parque Industrial El Cortijo, en donde la central de abastos realiza descargas de estas aguas directamente a la quebrada que generan malos olores vectores, ya que la población perteneciente a la zona se está quejando por este contexto.

Como tal la comunidad no ha realizado ninguna actividad para mitigar este hecho que los afecta, afirman que están esperando a que la entidad, que es la posiblemente directa responsable de esta contaminación al fluido, entregue soluciones prontas y concisas en pro de la salud y el medio ambiente.

Ninguna entidad responde

Hasta el cierre de esta edición, Diario del Huila se comunicó con Surabastos, y la única respuesta que recibió fue que “No pueden responder a las preguntas debido a que este hecho está en un proceso judicial, y que se dirijan hacia la Cam y la Alcaldía que son las que realmente tienen este caso”.

Sin embargo, la respuesta por parte de la administración municipal fue que desconocían el tema y que procederán a enviar a uno de sus funcionarios a revisar el problema antes mencionado.

Por último, la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (Cam), expresó que este tipo de instalaciones relacionadas con aguas lluvias y aguas negras le corresponden a Las Ceibas, pero como todas las anteriores sostuvo que “los estudios están previos a realizarse y a ejecutarse”.

Trabajadores de la zona del Parque Industrial El Cortijo, se encuentran afectados con esta problemática.

Trabajadores de la zona del Parque Industrial El Cortijo, se encuentran afectados con esta problemática.