Diario del Huila, Crónica

Por Hernán Guillermo Galindo

Gina Alexandra Silva, “Ginalex” es una arquitecta que encontró en la pintura de mangas una forma alternativa de expresar sus ideas. Para ella cada dibujo es una oportunidad para capturar belleza y compartirla con el mundo. En una academia transmite su conocimiento a niños y adultos.

A Gina Silva, la encontramos en una exposición improvisada en los bajos de la Alcaldía de Neiva a la que asisten varios artistas de la ciudad. El evento fue organizado por el Centro de Emprendimiento y Generador de Oportunidades-CEGO.

Gina Alexandra Silva nos recibe con una sonrisa y dice: “Soy una ilustradora independiente de “manga” (comic japonés), y tenemos una academia en la que trabajamos con los niños; pintura en acuarela, manga que es lo que yo dictó y es una manera diferente de expresarse. También enseñamos pintura al óleo y acrílico.

“Me ha gustado esto desde muy pequeña por ser una forma de expresión que no requiere palabras, además que es muy relajante y desestresa. La ilustración de mangas está muy de moda últimamente entre los jovencitos”, dice y ríe.

Lleva 10 años dibujando y está haciendo comisiones para el extranjero, encargos que le hacen, cuenta esta arquitecta de 25 años, no estudio pintura, es empírica, pero de una manera autodidacta ha aprendido con el método ensayo-error y ahora se ha dedicado enseñar.

El entorno familiar ha sido fundamental en su vida artística por el apoyo de sus padres; Marta Merchán, que es fisioterapeuta y Reynaldo Silva, abogado. Tiene tres hermanos, uno de los cuales es streamer, Diego Andrés, el menor.

Volviendo a los estudios, la arquitectura la realizó en la Universidad Antonio Nariño en las sedes de Neiva e Ibagué en donde recibió el título de arquitecta profesional. Los inicios académicos fueron en la ‘Ángel María Paredes’ frente al Hospital y se recibió como bachiller del INEM de Neiva.

Alexandra, dice “que comenzó primero con la música, tiene estudios musicales tres años en el Conservatorio y cuatro años en Batuta. Después de eso la música no se pudo, por el tema del costo de los instrumentos, toca instrumentos como el piano violín y flauta. Le suma conocimientos de técnica vocal. “Soy Silva, pero no silbo, canto, pero no silbo”, comenta y vuelve y ríe.

Los animes y los mangas

Empezó a ver animes como Dragón Ball Z y dibujos similares lo que la motivó a comenzar a dibujar este tipo de cosas. Se quedó con el arte. “Comencé a investigar y ahora estoy estudiando japonés”.

“Hace falta muchísimo en Neiva para poder culturizar. En cuanto a la pintura y en el tema en específico aún mucho más, porque la gente observa y dice eso son muñequitos, pero no entiende que esto es mucho más que ese muñequito y no para de reír. Falta un poquito más de cultura en ese aspecto, pero si llega mucha gente a la academia, jóvenes y ante todo niños y también adultos mayores para aprender las técnicas tradicionales cómo pintar al óleo pintar en acrílico”.

“Los padres ahora han decidido brindarles apoyo a los chicos porque quieren incentivar la creatividad. Manga es cómic japonés, porque el cómic estadounidense se conoce de una manera diferente, es una forma que les interesa a los niños y jóvenes y sus padres los apoyan”, agrega.

“Hago las dos cosas, el arte y la arquitectura, ayuda mucho en los fondos y las perspectivas. En las clases se las involucro a los niños. La arquitectura la realizó por prestación de servicios y lo de la pintura, lo estoy manejando a nivel internacional, hay personas en México y Argentina que me piden mucho dibujo, me piden trabajos”.

Su primer cuadro lo vendió cuando tenía 14 años y desde entonces dejó de ser un hobby para convertirse en una manera de expresar sus ideas y de paso generar recursos especialmente en el exterior.

Sobre los alumnos, “yo digo esos muchachos en dos años me van a pasar, llegan muy pequeños y yo a esa edad dibujaba terrible y los veo que dibujan ya perfecto y quedó. Llegan con muchas habilidades los jovencitos, por lo general de 8 a 10 años, que dibujan manos perfectas y uno lidiando con eso”.

“La promoción la hago por internet en las redes. Como aquí no hay tanta cultura y en otros países si lo buscan a uno y se generan recursos”, dice. No tiene tienda física, lo hace en las redes sociales. YouTube: Ginalex, Facebook: Ginalex Instagram: @ginalex00”.

A las nuevas generaciones Gina Alexandra Silva les envía un mensaje: “Que hagan lo que les apasiona, diga lo que diga la gente. Que no sé detengan por comentarios de nadie que si de verdad le gusta le dediquen mucho tiempo y amor mucho tiempo y amor es lo que pienso”, concluye.

Una forma alternativa de expresar las ideas

Los animes aparecen en sus pinturas.