DIARIO DEL HUILA, ANÁLISIS

Por: Rolando Monje Gómez

El 16% de los adultos mayores de 60 años han sufrido abandono y abuso psicológico, financiero, físico o sexual. En los casos de violencia intrafamiliar, usualmente el adulto mayor desea proteger al agresor de las consecuencias de sus actos, mucho más si son familiares.

La pandemia, y con esta el confinamiento, agudizó la tasa de violencia intrafamiliar en el mundo, según la Organización de las Naciones Unidas, siendo las mujeres y los menores de edad las principales víctimas, pero hay otra población que sufre los violentos tratos de sus cuidadores e incluso familiares: los adultos mayores.

Al llegar a la edad adulta, muchas personas mayores terminan afrontando inseguridad económica, ruptura de vínculos familiares y abandono que los expone a situaciones de mayor vulnerabilidad, por lo que la Defensoría del Pueblo alertó sobre la violencia contra las personas mayores y pidió tomar medidas y acciones para eliminar y sancionar las violencias, abusos y discriminación individual y colectiva contra esta población.

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud del 2017 el 16% de los adultos mayores de 60 años han sufrido abandono y abuso psicológico, financiero, físico o sexual. Aunque hace cuatro años eran otras las condiciones sociales con la pandemia, la casa pasó a ser el lugar donde más maltrato recibe una persona mayor, siendo los familiares, en la mayoría de los casos, quienes, tal vez por no tener las capacidades adecuadas para cuidar a una persona mayor, pueden abusar o maltratar a estas personas por desconocimiento del buen trato hacia ellos.

En la pandemia las personas mayores se confinaron y el virus los afectó en dos dimensiones: por un lado, el Covid-19 representó un mayor riesgo en la población mayor a hospitalizaciones y muertes, y, por otro lado, pensando en la prevención al contagio el adulto mayor fue confinado en casi todos los países del mundo y esto llevó a que se aumentaran las cifras de maltrato.

Aunque las autoridades han entregado algunas cifras, éstas no han recogido las cifras oficiales que den cuenta de los casos de maltrato hacia el adulto mayor, lo cierto es que ha habido un incremento en estos, siendo la falta de cultura hacia el envejecimiento poblacional la principal razón de maltrato en Colombia y en el mundo.

A partir de la Encuesta Nacional de Salud Bienestar y Envejecimiento (SABE Colombia) se pudo conocer que los adultos mayores son más mestizos que de otra raza, viven en las ciudades, han trabajado muchísimo (36 años en promedio) y, casi 6 de cada 10, están entre los 60 y 69 años. Para la mayoría, la primaria fue la única educación a la que tuvieron acceso.

El 63% de los adultos mayores viven en casa propia, el 18 % viven en arriendo, 12 % en vivienda de propiedad familiar y 11 % viven en hacinamiento. Mientras el 95 % de las viviendas de la zona urbana disponen de servicio de alcantarillado, solamente el 25 % de la zona rural lo poseen.

Tan solo un 12% en el área rural recibe una pensión y poco más de 1 de cada 3 (34 %) la recibe en las áreas urbanas. En términos generales, las personas adultas mayores reciben soporte de los hijos, de otras personas con quienes viven y de familias y amigos que no conviven con ellos.

Se destaca además el 12,9% de las personas mayores habrían sufrido algún tipo de maltrato, siendo maltrato psicológico el de mayor recurrencia (12,3%), seguido por el maltrato físico (3,4%), el financiero (1,5%) y el sexual (0,3%). El 13 % de las personas adultas mayores reportó haber sufrido maltrato, más frecuente en las mujeres y a mayor edad, en estratos socioeconómicos bajos y en la zona rural.

La mayoría de adultos mayores afirma que la sociedad los discrimina y tiende a volverlos “inútiles” cuando no lo son. Entre ellos mismos, la pérdida de las capacidades funcionales es lo que marca ese punto en donde aceptan que ya no son lo mismo. La pérdida de la autonomía financiera tal vez sea uno de los aspectos que más les preocupa.

Cifras de maltrato

Entre enero y agosto de 2021 ocurrieron 1.852 muertes violentas de personas mayores en todo el país, durante ese tiempo fallecieron 739 en accidentes de tránsito, 518 en otro tipo de accidentes, 322 fueron asesinadas y otras 273 se suicidaron, según la Defensoría.

El Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, por su parte reportó 1.673 casos de violencia interpersonal, 1.207 de violencia intrafamiliar y 36 reportes por presunto abuso sexual a personas mayores. Los suicidios son los que presentan el mayor aumento con un 27%: entre enero y julio del 2020 ocurrieron 237 y en el mismo lapso del 2021 fueron reportados 273. En cuanto a homicidios ocurrieron 262 en 2020 y aumentó a 322 (22% más).

En los casos de violencia intrafamiliar, usualmente el adulto mayor desea proteger al agresor de las consecuencias de sus actos, mucho más si son familiares. Los adultos mayores en condición de dependencia no quieren comprometer su cuidado y por eso evitan la denuncia; en otros casos al interior de la familia hay amenazas de enviarlos a hogares geriátricos o alguna institución.

A pesar de que pareciera que los anteriores comentarios no tienen ninguna consecuencia, en el nivel psicológico y en su autoestima hay grandes repercusiones y se tipifica como maltrato psicológico. Muchos adultos mayores evaden denunciar estos casos por la vergüenza o deshonra que significa para ellos que al interior de sus familias estos hechos ocurran, e incluso, pueden llegar a normalizar los maltratos creyendo que son ‘normales’, ante lo que sus familiares les hacen ver que es ‘una supuesta corrección’.

Según datos de Medicina Legal, los casos de violencias fatales entre enero a agosto de 2021 se reportaron 16.915 casos, de los cuales 14.883 correspondieron a hombres y 2.029 a mujeres, presentando un incremento frente al mismo periodo del año anterior del 28,6% en los casos totales, donde el número de hombres en casos de violencia creció 29,4%, mientras que el de mujeres se incrementó 23%. Los homicidios representan el 47,4% del total de los casos.

Del total del reporte de casos por violencias fatales en 2.146 las víctimas eran adultos mayores de 60 años, representando el 12,68% de los registros. De estos, 379 fueron homicidios, 862 eventos de transporte, 597 muertes clasificadas como accidentes y 308 suicidios. En Neiva el número de casos por muertes violentas fue de 147.

De otra parte, las lesiones no fatales entre enero y agosto de 2021 fueron en total 96.131, siendo los hombres protagonistas en 43.588 casos y las mujeres 52.543. Comparado con el mismo periodo del año anterior se registró un incremento de 3,41%, donde los casos de hombres subieron 3,92% y en las mujeres 2,98%. La violencia interpersonal e intrafamiliar representan el 73% del total de casos.

Los mayores de 60 años se han visto involucrados en 4.409 casos del total de 96.131 incidentes reportados a nivel nacional entre enero y agosto, representando el 4,6%, siendo la violencia interpersonal con 1.983 registros el que presenta mayores casos, seguido de la violencia intrafamiliar con 1.428. Entre los dos suman el 77,4% de los casos donde se han visto involucrados adultos mayores.

Neiva registró 1,236 casos de violencia con lesiones no fatales representando, frente a las cifras nacionales, el 2,1%, mientras que del total de los reportes presentados en la capital huilenses, la violencia intrafamiliar y la violencia interpersonal suman el 75,2%.

Las cifras de violencia intrafamiliar reportadas por Medicina Legal, dan cuenta que entre enero y agosto de 2021 el número de casos registrados fue de 31.539, de los cuales 1.087 son contra un adulto mayor (3,45%), presentando un incremento frente al año anterior en un 10,13% donde se presentaron 500 casos en hombres (incrementó del 6,7%) y 587 mujeres (11,3% más que el 2020). En Neiva se reportaron un total 19 casos de violencia contra adultos mayores, representando el 2,8% de los casos en Colombia.

Denunciar casos de maltrato

Todo acto de maltrato, cualquiera que sea su naturaleza, debe ser denunciado ante la Policía Nacional (línea 123) y también a través de las comisarías de familia y en caso de presentarse una agresión física se puede acudir ante Medicina Legal.

El Código Penal, establece que este tipo de maltrato puede llevar a la pérdida privativa de la libertad entre cuatro a ocho años según el caso. Además, no solo el maltrato, sino también actos como el abandono al adulto mayor, son considerados como un delito.

Es importante que toda la sociedad entienda que este maltrato es importante corregirlo, eso es lo único que nos permitirá ser mejores.

El 12,9% de las personas mayores habrían sufrido algún tipo de maltrato, siendo maltrato psicológico el de mayor recurrencia.