Diario del Huila, Enfoque

Por: Juan Manuel Macías Medina

Constantes derrumbes se han presentado en la vía Neiva – Platanillal – San Vicente, líderes comunales, manifiestan que la ola invernal ha afectado fuertemente el comercio de esta zona ubicada al oriente de la ciudad de Neiva. La comunidad exigió articulación entre autoridades municipales, departamentales y nacionales, con el fin de mitigar el impacto ambiental que ha generado la ola invernal en el Huila.

Según Arismendi Cachaya, presidente de Asojuntas del corregimiento Río Ceibas, manifestó que varios vehículos que transportan productos hacia la capital del departamento y otros municipios, se han visto afectados con el cierre inesperado de la arteria vial.

“Ha habido más de 45 derrumbes desde que inició la ola invernal en la vía Neiva – Platanillal – San Vicente. Esta semana, ocurrió uno en el kilómetro 35 +200, entre la vereda pueblo nuevo y motilón, lo que nos ha afectado porque hay varios mixtos parados y camiones con ganado”, sostuvo.

Así mismo, el líder comunal indicó que las autoridades han respondido a las solicitudes realizadas por la comunidad, sin embargo, la solución que han brindado no es la más eficiente.

“Hemos enviado cartas a la Alcaldía, a la Gobernación y a Invías porque es una vía nacional, nos han dicho que se está trabajando en eso, el problema es que la máquina que está realizando el trabajo es muy pequeña, no tiene la capacidad para realizar este tipo de trabajo porque es un derrumbe grande”, agregó.

Según líderes del corregimiento Río Ceibas, en esta vía se han presentado cerca de 45 derrumbes durante la ola invernal.

Según líderes del corregimiento Río Ceibas, en esta vía se han presentado cerca de 45 derrumbes durante la ola invernal.

“Tocó botar la leche al suelo”

Por su parte, Gildardo Polanía, transportador de lácteos, manifestó que el taponamiento de la vía hizo que cerca de 8.000 litros de leche que transportaba en su camión, tuvieran que ser vertidos al piso, luego de que se dañara tras estar detenidos por el imprevisto.

“Nos quedamos parados por el derrumbe y traíamos harta leche, botamos en un día 8.000 litros de leche, pero ayer también otros compañeros también tuvieron hacer lo mismo, ellos tiraron por ahí 4.000 litros, en total se perdieron más de 12.000 litros”, expresó.

Polanía, aseguró que las pérdidas superan cerca de los $14’000.000, cuestión que afecta su economía y la de los demás transportadores que tuvieron que verter el líquido.

“Tratamos de meternos por la vía de Algeciras pero la carretera está muy mala y no se puede transitar, a nosotros nos pagan el litro a $1.200, haciendo cuentas de todo lo que se perdió, fueron más de $14’000.000”.

Los derrumbes no solo afectarían a los transportadores, sino también a los productores de esta zona del departamento.

Los derrumbes no solo afectarían a los transportadores, sino también a los productores de esta zona del departamento.

Cachaya, líder del sector, agregó que la comunidad exige una pronta intervención por parte de las autoridades, pues los derrumbes en esta vía, no solo afectan a los transportadores, sino también a los productores de esta zona del departamento.

“Estamos buscando una articulación entre las entidades para que se dicte calamidad pública y se le pueda dar solución a estos problemas lo más pronto posible. No solo se ve afectado el Huila y la ciudad de Neiva, sino también el Caquetá, todos los productos que salen de ese departamento tienen que pasar por esta vía y están siendo afectados por el taponamiento”, informó.

Al finalizar, el representante de los habitantes del corregimiento Río Ceibas, aclaró que esta zona del departamento es productora de fríjol, por lo que los derrumbes, aunque afectan en un principio a los transportadores, al final, terminarán afectando la economía de los agricultores de la zona.